IKEAMANIA…O UN CASTIGO DIVINO PARA LOS QUE NO SON MANITAS.

IKEA

No voy  a dar cifras y cifras económicas de la empresa o porcentajes de encuestas porque no nos interesa, este no es un artículo económico. 

Pero para que nos situemos, según las encuestas en Francia, tres de cada cuatro jóvenes decoran su primera casa con muebles de Ikea gracias a su concepto low cost. 

En España, 60% de los clientes de Ikea tienen  menos de 40 años y la mayoría son de clase media o media-alta y con estudios universitarios.

Hay que reconocer que es el mayor minorista de mobiliario y decoración del mundo y se ha hecho con el 15% del mercado español del mueble.

Tampoco voy a entrar hablar de lo que  Ikea ha supuesto para las pequeñas y medianas carpinterías y ebanisterías.

Pero ¿Qué es realmente Ikea?  ¿Es sólo una marca de muebles, un nuevo concepto de decoración, la representación del estilo nórdico?

Cuantas veces hemos escuchado: “tiene el rollito Ikea” o “es onda Ikea” cuando vemos la decoración de una casa/piso o una habitación con muebles que no son made in Ikea.   Un joven no vacilaría en decir que: “Ikea es mi casa”. Porque él, ha montado su primer hogar con Ikea como principal, si no único, proveedor. Tal es el fenómeno, que los nidos de los jóvenes europeos parecen clónicos: la misma mesa, la misma silla, el mismo sofá con un discreto logotipo sueco y el made in China.

Menos mal que la marca ofrece un  catálogo con mucha diversidad porque podíamos correr el peligro de terminar con los hogares uniformados.

Lo cierto es que visto así, podemos decir que Ikea es el Zara de la decoración, el prêt-à-porter de los muebles. Ha permitido que la gente pueda tener una casa acorde con las últimas tendencias en decoración sin asfixiar la Visa. Ofrecen una amplia gama de artículos de mobiliario y decoración, de buen diseño y funcionalidad, a precios asequibles reduciendo todos los gastos accesorios, uno de los cuales es que los productos se diseñan para que los clientes los monten en casa.

Y ahí es donde yo quería llegar. ¿Quién no tiene como mínimo un artículo de Ikea en su casa? Pocos son los que no han pasado por la experiencia de montar un mueble Ikea y contar con una anécdota. Sé de un amigo que cuando se mudó a su nuevo piso contaba con 60 cajas de Ikea. Tardó dos meses y medio para montarlo todo. Se tuvo que armar de paciencia, y tomó tantas tilas que podían tumbar a un caballo. Cuando acabó su experiencia, el sueco era su segunda lengua.

A continuación os voy a dejar con algunas de las anécdotas reales que ha dado pie la Ikemania, ¿Con cuál os sentís identificados? ¿Cuál es la tuya?

“Hace 1 año compré un armario, una mesa y dos mesitas noche. Cómo las cosas no nos cabían en el coche, las tuvimos que poner de manera que el maletero del coche se quedaba abierto y yo, delante, tenía que llevar sujetando una de las cajas. 

Cuando llegamos a casa, una de las mesitas se había perdido por el camino. Hicimos el camino de vuelta y nos cruzamos con unos que la transportaban arriba del coche. Les pitamos, les seguimos y se metieron hasta en una calle en sentido contrario para esquivarnos. Les dejamos ir porque por 40 euros no íbamos a jugar a ser James Bond.” 

“Cuando me cambie de casa con mi novio compramos los muebles en Ikea y después de que el termino de armar todo se dio cuenta que las patas de las sillas estaban al revés”

“Para mi construir un mueble de Ikea me recuerda a mis viejos tiempos, en los que construía cosas con mis queridas piezas de Lego, pero hay una gran diferencia, con las piezas de Lego si te sobran piezas no pasa nada, pero con los muebles de Ikea si te sobran piezas ya la has cagado. Si, porque te pones a montar una estantería, según entiendes las instrucciones en sueco, y cuando acabas de montarla te quedas mirándola y ves que no tiene nada que ver la estantería de la foto con tu… ¿cosa?”

monatr muebles de Ikea

¿No tienes ni puta idea de como montar la dichosa mesita? Te están entrando ganas de suicidarte, o de convertirte en terrorista, ir a Suecia y mandar todo a volar por los aires? ¡No te desesperes más, infeliz, porque igualmente no vas a conseguirlo! ¡Mejor llama a IKEA y por el módico precio de 35 euros te la montamos”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s