MALDITO PROBADOR

Lo malo de las rebajas de invierno es que empiezan justo después de las navidades.

Que por qué digo esto?, pues sencilla y llanamente porque en las fiestas hemos cerrado la conciencia y abierto el pico a base de bien, con la inevitable consecuencia de añadir a nuestro cuerpo serrano una media de 2-3 kilates de más.

Desde el roscón de reyes hasta la apertura de rebajas hay sólo dos días, es decir, cuando nos probamos ese modelito rebajadísimo y que esperábamos  comprar por la mitad de precio, resulta que nos hace parecer una morcilla de Burgos embutida al vacío. Nos sorprendemos…sí. Huy, cómo me he puesto!, pero si sólo he comido un poquito de turrón y uno o dos polvorones…(no coment, mentimos como bellacas!)

descarga

Nos miramos al espejo del probador incrédulas y horrorizadas. Pero si hace menos de un mes me quedaba como un guante!. La dependienta nos pregunta desde fuera: qué tal?, y tu contestas: no sé (sí sabes), me queda un pelín estrecho…

La solución es que trucaran los malditos espejos de los probadores en las dos épocas más difíciles del año, a saber: Justo después de las navidades, y cuando empieza el calorcito y vamos pensando en comprarnos un biquini…….sí o no? 

 

Anuncios

Un comentario en “MALDITO PROBADOR

  1. Sobre todo en verano que no hay donde esconder las carnes 🙂 De todos modos, los espejos de los probadores engañan como las cámaras……aumentan 8 kilos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s