LA COLA DEL “SUPER”

images

Impepinable. Las leyes de Murphy son las más ciertas del mundo, sobre todo en lo que a las colas del supermercado se refiere (Si no existe ley de Murphy al respecto yo la añado).

Sábado por la mañana y todo el mundo mundial en el supermercado comprando comida como si no hubiera un mañana, los carros llenos a reventar. Cuando finalmente terminas la dura tarea de completar la lista de la compra, ojeas las colas de las diferentes cajas y te vas a la que tiene menos gente. Gran error!!!!, nunca, pero nunca debes de hacer eso. Porqué?, pues porque en ese preciso instante las leyes de Murphy intervienen y ocurren una serie de fatalidades infalibles, a saber:

 

-La máquina registradora se queda sin papel en ese preciso instante y tardan cinco siglos en cambiarla.

-El precio del producto del cliente anterior no aparece registrado, con lo que la cajera de turno tiene que llamar a un empleado (generalmente el que menos ganas tiene de trabajar ese día) para que le confirme el importe, y tarda otros cinco siglos en la tarea.

-El cliente anterior decide deshacerse de todos los céntimos que tiene, y que suele ser una cantidad de la que ni el Banco de España dispone, con lo que te tocará esperar pacientemente a que vacíe su monedero.

-Toca cambio de turno. Cuando ya has depositado medio carro en el mostrador (yo además lo hago a conciencia, por pesos y tamaños) la cajera, que suele tener cara de malas pulgas te dice: por la otra caja, ésta está cerrada.

Lo más seguro es irse a la cola más larga. Terminas antes, fijo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s